Subconscientes...

13 de febrero de 2013

Blasfemando, que es gerundio.





Sí, blasfemo, me cago en todo, en todos y cada uno de los elementos que me rodean, ¡es que no hay derecho, coño!

Me meo en la familia de la imbécil que se inventó la fórmula de ir a trabajar, sí, vale, parece mentira que yo diga esto, que soy la defensora de las mujeres independientes, emancipadas hasta la médula y libertarias (y un poco libertinas, de paso) pero sí, me cago en la puta madre de la lesbianorra de turno que se le ocurrió que podríamos ser “amazonas” y buscarnos la vida. ¡Qué divertido, cabrona! Tú, que no vas a tener hijos o si los tienes tendrás a otra tía que te haga el 50% del trabajo, no te jode…

Me cago en el imbécil que diseñó la LOGSE y decidió que los chavales salgan del instituto a las 2 de la tarde, alterando por completo la rutina familiar.

Maldigo al estúpido que decidió que, aunque no haya uniformes sí tienen que llevar el chándal reglamentario, añadiendo un estrés más a la semana (¡la lavadora! ¡Que el chándal no se seca a tiempo!). Anda que no tiene ropa, no, tiene que ser chándal dos veces por semana y por supuesto, ése chándal, no otro. Claro, sí, podría meterlo en la secadora pero me cago en el puto gobierno que sube el recibo de la luz a límites inaceptables haciéndonos recortar hasta las bombillas, por no hablar de los electrodomésticos grandes y lo que chupan (la secadora no os cuento lo que consume, así que, que corra el aire, que es gratis).

Y vomito sobre el sistema que hace que después de haberme levantado a las 7 para ir a currar, tratar de no pegar ni estrangular a algún que otro adolescente pijo de mierda (¿será ministro algún día el hijo puta? al paso que vamos…), terminar la jornada con la cabeza como un balón de Nivea, salir corriendo a comprar al súper, cargar el carro, descargarlo , cargar el coche, descargarlo, morirme de dolor de espalda, subir las bolsas, colocar la compra (¡lo odio, lo odio no sabéis cómo!), hacer unas lentejas para el pavito (que al día siguiente tiene que comer en condiciones), un segundo con su respectiva guarnición y no nos olvidemos del bocata, que el churumbel se muere de hambre a media mañana, la cena para los dos, recoger los platos, los cacharros, limpiar la cocina, poner una lavadora antes y después tenderla, y finalmente darme cuenta de que tengo que apoltronar mi orondo trasero a las once de la noche directamente en la cama porque como pase por el sofá y encienda la tele me quedo cuajada y de ahí no me mueve ni un camión de mudanzas. Hoy no he visto ni “los monólogos del tiempo" de La 1.

Sí, blasfemo, pataleo, juro y perjuro, maldigo y despotrico mientras mis pies se relajan bajo el edredón, mis manos levitan sobre el teclado y mis ojos se van cerrando poco a poco…

Dos días como éste y yo sí que dimito, no como otros...


20 comentarios:

  1. Bienvenida al mundo de la emancipación femenina donde ser independiente significa que nunca tendrás tiempo para disfrutar esa independencia, vivirás estresada permanentemente y con sentimiento de culpa por no llegar a todo.
    Bienvenida al mundo donde entre todos hemos creados hijos que a los 15 años esperan que les atemos las bambas mientras exigen su propia independencia pero sin responsabilidades.
    Bienvenida al mundo donde nada a nuestro alrededor está concebido para facilitarnos la vida o ayudarnos a conciliar familia y trabajo, empezando con detalles que parecen tonterías pero no lo son, como el puñetero chandal que por narices tiene que estar limpio y preparado dos veces a la semana, que tu piensas ¿el imbécil que hizo el horario escolar no tiene hijos o es que le regalan los chandals y tiene una docena?
    ¿te he animado? Seguro que sí je je.
    Besazos, si no fuera por la parte económica y por la sensación permanente de inseguridad y de que estoy dependiendo de alguien aunque no sea cierto porque de momento sigo aportando, casi me alegro de no tener trabajo, aunque decir ésto no sea muy politicamente correcto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, re-bienvenida, que llevo así muchos años, lo que pasa es que hay días en los que dices...¿quién ha sido el gilipollas que se ha inventado esta puta fórmula? Y te cagas en todo lo cagable.

      Eso sí, úlceras ni una. Tó' pa fuera...jajaja.

      Un beso, compañera de los dolores.

      Eliminar
  2. Yo estoy empezando en ese mundo de la emancipación y siempre he pensado que trabajar fuera es una puta mierda, porque trabajas el doble, fuera y dentro de tu casa, o ganas un pastón y pagas a alguien para que haga el trabajo "sucio" pero como tampoco es mi caso, me jodo. Se te ha olvidado añadir a todo eso, los turnos del triviados jajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, se me han olvidado muchas otras cosas pero no quería hacer una entrada kilométrica.

      Está claro que nos han engañado pero muy mucho! jaja (ahora te conteeeeeeesto).

      Eliminar
  3. No queríamos incorporarnos al mercado laboral?
    Hala, a sufrir con las consecuencias!
    Y no hablemos de lo que te has dejado en el teclado, eso da para otra entrada, jajaja.
    Clavaico, tocaya!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, queríamos incorporación al mercado laboral, pero eso debería eximirnos de otras responsabilidades, digo yo, que al final pringamos fuera y dentro. Vale, no vamos a entrar a analizar el temita de marras porque solución no hay ninguna más que ajo, agua y RESINA!

      Un beso, Toc!

      Eliminar
  4. Te has quedáo a gusto eh??? estas descargas son necesarias para poder seguir con el día a día! Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, ya sabes que utilizo este vomitorio (o el otro) para descargarme y ayer estaba que trinaba...

      En fin, parece que hoy la cosa ha sido más leve (claro, casi lo hice todo ayer...jajaja).

      Un beso.

      Eliminar
  5. Me has estresado hasta a mí :D pero digo yo, si el nene ya va al instituto bien podría ya hacer varias de las cosas que haces tú ¿no?, que seguramente tú y yo a su edad hacíamos bastantes de esas cosas, yo ya sabía planchar incluso.

    De todas maneras aunque estresante sonó divertida la cosa, que lo sepas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El nene ayuda, claro. Tiene tareas en la casa que son suyas y, de hecho ayer me ayudó a subir la compra, pero aún así, tú me contarás... El resto, por mucho que me ayude, me toca a mí.

      Divertido sí, no veas la mala hostia con que lo escribí...jajaja. Menos mal que luego se me pasa.

      Beso, rey.

      Eliminar
  6. Joder!!! como me siento identificado... exceptuando lo de ser mujer... y lo de tener la responsabilidad de un hijo/a... yo tengo una perra... que a veces pienso que es peor, porque la riño y me da besos con la lengua y menea como una loca el rabo... digo, la cola.

    Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJA, si, lo de los perros (y los gatos ni te cuento, es como si los hablaras en chino) es muy fuerte. Es como si te enfadas con tu pareja y se descojona en tu cara: frustrante!

      Un beso.

      Eliminar
  7. Una flor de pelotuda la simpática amazona que quería que fuéramos señoras del trabajo...
    Espero que el descargarte acá te haya bajado un poco el stress porque si no te va a dar algo, y sí, te entiendo, está complicado el asunto de ser mujer independiente, criar hijos, hacer la comida, llevar la casa, no tener tiempo para depilarte las cejas e ir por la vida con una sonrisa a todas partes.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pelotúdamente simpática, sí... Una buena leche le daba yo ahora... En fin, ommmmm, ommmm, señor, llévame pronto!

      Un beso.

      Eliminar
  8. Yo siempre lo he dicho ¿no queríamos dos tazas? pues nos han dado ocho jaja
    A mi a veces me dan ganas de mandar a tomar por el culo a medio mundo, respiro, y luego sigo teniendo muchas ganas ¿eso es malo?

    blasfema hija blasfema, que al menos te desahogas. Y si te decides a salir a la calle a estrangular, apedrear, empalar o liarte a bofetadas, llámame que voy contigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historia es que no queríamos "dos" tazas sino una!!!! jajaja.

      Vale, Angie, vete pensando en sacar la kalashnikov que nos vamos a reventar esto en nada. Vente pa' Madrizzzzz!!!!

      Eliminar
  9. Te he descubierto hace un par de días y me encanta tu blog!
    Con esta entrada además, me he sentido muy identificada... Si yo lo he dicho siempre, con lo bien que viviamos en las cavernas!! jajaaja En fin, es lo que nos ha tocado vivir y hay que echar pa'lante. Animo wapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nieves! Gracias por el comentario y el seguimiento! Ya ves! Esta entrada tiene su tiempo pero aún así sigo reafirmándome en cagarme en todo...jajaja. Un beso y bienvenida!

      Eliminar
  10. Madre mía, AnaLogías! Si vas a llevar alguna bomba a tu trabajo, infórmalo en tu blog la noche antes. Nada... Un detallito...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaa, nada, tranquila. Esta entrada estaba sin subirse a G+ pero fíjate en la fecha de publicación... Es de febrero! Un beso!

      Eliminar

Tus comentarios me inspiran.

Más páginas