Subconscientes...

3 de junio de 2013

Lo sabes, es imposible.



Lo sabes, es imposible. Estás tan seguro como yo de que nada va a cambiar y sin embargo, me insistes. 

Sigues en tu campo, sin traspasar la línea, y yo tras ella, marcándola a fondo, viendo cómo me cercas casi rozándola. Conoces las reglas y quieres franquearlas, traspasar el límite, tú, perseverante. Y mientras te observo callada, te dejo hacer, divisando tus armas, tus trampas, tus estrategias. Entonces  me retiro para enfriarte, verte abandonar desde lejos, hasta que tarde o temprano vuelves a mí, llegando justo hasta esa fina trinchera que se va diluyendo, que vuelvo a fabricar lentamente y tú vas derribando poco a poco. 

Entonces me incitas, me provocas, me rondas jugando, flirteando, olisqueando mi zona con tu instinto animal, presionando la entrada, intentado invadirme. Soy tu conquista sin empezar, tu batalla inacabada, soy tu piedra en el camino, tu fantasía irrealizable, tu deseo perverso. E intentas atraerme, llamando mi atención, implorando cruzar la frontera aún sabiendo que no lo harás, que no podrás cambiar nada, que tu terreno y el mío han de estar separados por un sutil pero firme surco. Así ha de ser para no complicarlo.

Sin embargo me ves, me sigues, me tientas, me cuentas y confías dándome parte de ti siendo muy consciente, sabiendo que no hay futuro, que yo soy tu imposible, tu frustración, tu meta no lograda. Y me exiges mirarte, atrayéndome hasta el límite, hasta el mismo vértice de tu lado con el mío.

Yo me dejo envolver, sucumbo a la fuerza creyendo que no me invadirás, ni bifurcarás mi territorio más de lo necesario, sólo lo justo para seguir escuchando tus pasos cercanos, tu acecho tenaz, tu aliento rondando muy cerca de mí.

Lo sabes, es imposible, rotundamente insostenible, tajantemente improbable, sin embargo no cesas, no dejas de decirme qué es lo que me harías y cómo sueñas conmigo, por dónde me esperarías, cómo me desnudarías y me poseerías. Yo sé que después te marcharías, te alejarías de esa frontera, del surco ahondado, escondiéndote muy lejos de mi terreno, hoy prohibido, que para entonces dejaría de serlo. Es cuando dejaría de ser tu sueño inalcanzable.

Así que sigue rondando, contando mis días, mis pasos, mis sueños. Y yo repetiré que es imposible, improbable, difícil, una y otra vez hasta cansarnos de hacer fronteras tu por tu lado y yo por el mío o decidamos de una vez derribarlas por completo y será el fin de toda esta historia.

35 comentarios:

  1. deseos, sueños, fantasías, que nos elevan a otro mundo, lejos de la realidad, lo que quisieramos ser y tener y no somos ni poseemos, aún así, ¿no es precioso? el Hombre solo ha llegado a conseguir metas que creíamos inalcanzables gracias a los sueños, deseos y fantasías.
    Muy bien guapa ¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y qué son esos sueños? Ilusiones, empuje para tener un incentivo. Ojalá pudiera, ojalá quisiera... Somos así de sencillos o quizás simples.

      Un beso gordo.

      Eliminar
  2. ¡Qué verdad! una vez que se traspasa esa línea se acabo todo ese juego tan atractivo. Mejor dejarlo así y disfrutar de esos deseos contenidos y ese morbazo. Genial, la foto está chula, te lo curras joía.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. Una vez se traspasa ese límite, ya nada nunca vuelve a ser igual y es que no hay nada mejor que mitificar las fantasías.

      Me ha costado encontrarla, no te creas (la foto digo). Besazo.

      Eliminar
  3. Vueltas y más vueltas... Este texto tiene efecto imán y un final inesperado y ausente.
    Supongo que aquello del que la sigue la consigue a veces funciona... no? De todos modos para seguir en marcha, a todo gas o a medio, harán falta dos al 50%

    Trepidante forma de escribir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo, sí, por eso es mejor seguir poniendo piedras en ese muro que separa un lado del otro. Créeme...jeje. Besote!

      Eliminar
  4. Tenemos la capacidad de crear ilusiones y sueños en nuestra mente... Aprovechemos esta capacidad!! porque quizá lleguemos a toparnos en nuestra particular realidad, con lo que alguna vez soñamos.

    Por otro lado, como os gusta a las mujeres sentiros admiradas, alabadas y deseadas!! Bueno, a muchos hombres también ;)
    Genial texto, Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A quién no le gusta sentirse objeto de deseo? Por favor, el que diga que no, que tire la primera piedra! Otra cosa es que nuestra vida gire en torno a sentirnos siempre así (que las hay y alguna conozco). La admiración causa adicción y cuando dejas de ser desead@, parece como que la vida no tiene gracia. Llámame cría, pero fijo que muchos de los que leen ésto están de acuerdo conmigo.

      Un abrazo, Manu.

      Eliminar
    2. Eso es Ana, mientras no nos superen esos sentimientos, vamos bien!! y claro que yo también estoy de acuerdo con lo que comentas... somos seres sociales y los sentimientos suben y bajan.
      Ah!! y no te llamaré cría. Lo que si te diré, es que nunca pierdas la inocencia (en el sentido de que continuen sorprendiéndote las cosas y las situaciones)

      Un abrazote!!

      Eliminar
    3. Esos sentimientos están a la orden del día. Otra cosa es que uno se deje llevar y haga el cabra, pero mientras tanto, qué vivos nos sentimos!

      Un abrazo para ti también.

      Eliminar
  5. Dado ese paso ya no hay vuelta atrás, pierde atracción, deseo... Los límites están para saltarlos, eso es lo que nos atrae, una vez saltados, abandonamos el interés.
    Una entrada grande, Toc.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, una vez saltados como que ya no tiene gracia, no? Porque si tiene gracia querrán saltarse los mismos límites otra vez y eso ya es complicarse en exceso, me temo.

      Un beso, Toqui.

      Eliminar
  6. nada, nada, salta la linde y dejate de historias! si querer es poder ¿no? pues adelante.

    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, pensamiento racional. Sí señor! :-P

      Eliminar
  7. Jeje, tensión sexual no resuelta. Mola y no mola, depende, para un tiempecito sí, pero luego hay que resolver. Yo soy muy práctica y en esos jueguecitos me pierdo mucho y me ponen muy nerviosa.
    Como no me gustan nada los temas pendientes, al final o desaparezco o la lío, sabiendo que termino el juego de una u otra manera.
    Pero mola, por un ratito mola jugar.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inma la resolutiva. Pues hombre, yo creo que todo tiene su lado bueno y su lado malo. Si solucionas el tema, te quedas sin juego, si lo dejas estar al final te aburres y se acaba apagando...o no?

      Eliminar
    2. Ahí voy, que oye pa que se apague, mejor rematar cuando aún está la cosa excitante. Y si no se debe ni se puede hacer, mejor evitar el jueguecito, que son peligrosos.

      Eliminar
  8. Mar calmado... pero siempre suele ser momentáneo. Sigue poniendo piedras.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. a veces los deseos y las fantasias son mejores que la realidad. Una vez que se logra, no sabemos como serán
    Un abrazo
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez que se logran, dejan de ser fantasías :-P Besotes

      Eliminar
  10. Me gustan tus textos cuando dejan esa sensación entre la desazón y el placer...

    ResponderEliminar
  11. El juego de la seducción tiene como fin el conseguir el ansiado trofeo. Si la parte seductora no hace más que topar con muros por parte de la parte seducida, valga la redundancia, incita aún más al seductor... pero todo tiene un límite.

    Esta bien jugar, pero la parte seducida, no debería dar falsas esperanzas, si sabe, que no tiene nada que rascar la parte seductora.

    Y ya sabes... parte y reparte...

    Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la parte seductora sabe que no debería seguir topándose pero no se da por vencido, qué se hace? Lo de las falsas esperanzas nunca lo he mencionado en el texto... Otra cosa es que no le mande a la mierda, que no es lo mismo :-)

      Eliminar
  12. jaja el eterno juego mujer-hombre. Todo depende del interés que se tenga por ambas partes o lo que se busque. :)
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que yo creo que lo que más mola de la historia es el puñetero juego, lo que te hace sentirte vivo. Así, en frío, como que nunca sería lo mismo.

      Besotes.

      Eliminar
  13. El tiempo es oro.
    Cuanto antes mejor.

    Suerte.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Hay veces en que las cosas no funcionan por mas que queramos. Gran simil con el surco y los dos lados de este. Un abrazo Ana.

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué bueno! Me encanta :) Mucha reiteración, recreándote en matizar; pero dinámico a la vez, y precisamente por eso, muy ágil, con ritmo, con oraciones muy cortas. Tus pensamientos son de lo más seductores y agradables, y sabes expresarte con mucha intensidad, además de que escribes bien :) El constante tira y afloja, de los dos combatientes que se miran enseñando los dientes y moviéndose uno alrededor del otro, sin llegar a acercarse demasiado, pues cuando llegan casi a tocarse se alejan. Me encanta ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaume, sólo tu comentario de por sí es todo un análisis literario. Chapeau. El que sabe escribir aquí, eres tú.

      (y no es peloteo)

      Un abrazo!!!

      Eliminar
  16. Coge pico y pala y ponte a ello. :D
    Besazo

    ResponderEliminar

Tus comentarios me inspiran.

Más páginas