Subconscientes...

22 de mayo de 2014

Me dejó.


Me dejó. Y lo hizo con tanta elegancia y sutileza que, a día de hoy, puedo esbozar una sonrisa al recordarlo, dejando de estar resentida.

Me dejó después de besarnos, mientras terminábamos de acariciarnos y, al ritmo del último suspiro, arqueé mi cuerpo hacia atrás cuando le escuché gemir. Después se empezó a encontrar mal y dijo que se iría, que prefería estar solo en su casa, que pasaría mala noche.

Me dejó después de un par de días de aquello, enviándome un correo tras cuarenta y ocho horas de silencio. Dejaba plasmado que ya no estaba enamorado, que no dejaba de darle vueltas y no tenía que haberse dejado llevar, sin encontrar ahora valor para mirarme a la cara.

Y volví a pensar entonces por qué me dejó. Me dejó tan bien dejada que tuve que dejar de repasar la frase que solté después de todo aquello. Recordé si realmente lo que dije había sido tan grave. Quizás no fuera más que el tono, esa voz insumisa que aniquila de raíz toda orden machista. Era yo la que no dejaba que ese halo de misoginia me sometiera bajo su mandato. 

Me dejó, y dejé que me dejara sentada, mientras mi orina dejaba relajada mi vejiga. Entonces entró al cuarto de baño a dejarme, me vio totalmente indefensa y se agachó para besarme en la frente. Y, dejándome claro que no dejaba que nadie le hablara así, salió dejando detrás un silencio que fue interrumpido tan solo por el eco de sus pasos, evidenciando así que me estaba dejando.

Me dejó, sí,  ahí,  pasmada, como he escrito ya antes: sentada en el inodoro y dejándome con la duda de si en un par de semanas habría sido yo quien finalmente le dejara.




43 comentarios:

  1. Vaya, pues nada, supongo que mejor así. No sé yo si realmente la duda será tal. Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja...creo que no habéis pillado la sutileza de dejarme haciendo pis...

      Eliminar
  2. Duele mucho cuando te lo dicen de frente, pero desde luego, siempre es mejor que enterarse de otro modo. Al menos te dio un beso y no te dejó esperando bajo la lluvia y el frio deseando que todo fuera una estúpida rabieta llevada al extremo.

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De frente? jaja, qué va! Mandó un correo el muy cagueta. Y el beso porque no me podía levantar en susodicho momento.

      El tema de las etiquetas y lo de IRONÍA tenía que haberlo puesto más explícitamente.

      Eliminar
  3. Iba a hacer un par de comentarios de los que me gustan, pero igual no van a parecer muy románticos.
    Muy bien escrito pero me deja muchas dudas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaj Jose, gracias por pasarte por este "lado oscuro". Dudas? Na, si era un poco frivolizar con el tema de que hace años tuve una experiencia con un valiente que me dejó mientras hacía pis. Digamos que chocábamos en ciertos criterios y no llevaba muy bien que no fuera sumisa. Con eso del reflujo y el vómito, le dije que se fuera al "puto médico" y entonces fue cuando entró al baño a decirme que "nadie la hablaba así". Dos días más tarde cortó oficialmente conmigo por mail. Y no, no era joven.
      Esta historia que es de hace años la saco ahora porque charlando con unos amigos les dije " a que a vosotros nunca os han dejado mientras hacíais pis?"... Y de ahí esta entrada.

      Besotes y no te cortes en hacer comentarios del tipo que sea, que aquí uno es libre.

      Eliminar
    2. Si es real prefiero no hacer comentarios, solo que me parece que hiciste lo correcto. Con un fallo, cuando fue a besarte en la frente debiste haber soltado un cuesco o haber apreta

      Eliminar
    3. Apretado para que a el no se le olvidara tampoco la historia.

      Se me ha cortado el mensaje.

      Eliminar
    4. jajajaja...si, lo cierto es que no me di cuenta de que me estaba dejando porque me pareció absolútamente surrealista (como puedes imaginar). Esta historia en su momento me dejó ánimicamente perpleja, pero hoy en día me sirve para sacarle punta y descojonarme. Inciso. Era del país vecino, concretamente de la ciudad esa que va a estar "apestada" de esos mismos madrileños de los que tanto despotricaba. Y no hay mayor gloria que pensar que tiene que estar echando pestes al respecto...jajajaja. Que viva el jurgol!

      Eliminar
    5. Si lo piensas, va a haber más españoles allí que en la época de Felipe II

      No creo que nadie espera que se despidan de uno meando. A los hombres igual no nos importa tanto, por eso de poder decir algo obsceno mientras tenemos el cerebro entre las manos.
      La vida es como recordamos las cosad y lo bueno que podemos obtener de esas experiencias.
      Igual si no te hubieran dejado meando no habrías tenido la inspiración para esto o para escribir el libro.
      Seguramente fue el el que perdió y si no, pues también.
      Sigue escribiendo genialidades, que algunos solo valemos para decir sandeces sobre lo que escriben otros. Aunque yo escribí un soneto inspiradísimo una vez que ahora no tendría sentido.
      A disfrutar meando, perdón, orinando. Mear solo lo hacemos los animales con chorra.

      Eliminar
    6. Bah, si lo bueno de esto fue encontrarlo años más tarde y verlo "minúsculo". Lo que pasa es que entre lo de Lisboa y la coña de lo de dejarme meando me ha venido la inspiración (gracias!!!). Le di poco luto: a los 15 escépticos días conocí a mi chico con el que llevo casi 6 años (gracias x2!). Genialidades las que se te ocurren a ti a diario. Y gracias por estar un rato en este disparatado sitio.

      Eliminar
  4. No le debe haber pasado esto a mucha gente... Se te cortó la meada? Supongo que sí, la cosa va de cortar, jajaja.

    Vas directa en este relato, como fue aquél.

    Salud, Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, me la DEJÉ a medias. Jajaja.
      Te dejo otro beso.

      Eliminar
    2. Eso iba preguntar yo, porque para ciertas tareas, una necesita concentración, y que te corten la meada, da muy muy mal rollo, y no puedes levantarte a medias para rebatir sus argumentos o convencerle si te hubiese salido de ahí abajo eso mismo, y no pis. Pero peor sería que te hubiese dejado haciendo caca...

      Eliminar
    3. No le hubiera convencido: a enemigo que huye, puente de Parla!

      Eliminar
  5. Hay veces en que es mejor sustituir tanta elegancia y sutileza por cuarto y mitad de testiculina y un poco de claridad.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chema, si lo de la elegancia era ironía (nada como cortar meando y después por correo electrónico) Era huevina lo que le faltaba.
      Besos testiculares

      Eliminar
  6. Qué perrangano. Aprovechó tu indefensión de la intimidad del momento baño. Si no te apreció en ese momento es porque no merecía la pena. Que le den y su correo al spam. Hombre ya!!! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si lo de merecer la pena ya te digo yo que no. Hay gente a la que te cuesta más olvidarla y otras que se caen ellas solas de sopetón. Este se tiró desde lo alto de un quinto piso y sin paracaídas. Y éstas cosas hay que agradecerlas.

      Besos!

      Eliminar
  7. Al menos originalidad, que te pongan un mensaje así en plan ahorcado o ruleta de la fortuna, la "a", la "o"...

    Nos dejan, dejamos, ley de vida, besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del mensaje en plan adivinanza (mira que te gustan, Oswi) es una idea que no había tenido en cuenta, pero es cojonuda:
      Horizontal, cinco letras. Ciudad madrileña que empieza por Par y acaba por La...
      Jajajajjajajja me parto!

      Eliminar
    2. Pues no me sale :P voy a pensarlo y si veo que sigo sin adivinar esa ciudad mando el asunto a Parla :D

      Eliminar
    3. Jaja, si, como al escritor ese que estabas leyendo. Ves? Tú lo mandas a cascarla y yo a "Horizontal cinco letras..."

      Eliminar
  8. Por cosas así es por lo que se recomienda cerrar la puerta del baño, cuando estás "en esos momentos" ;)
    Lo que no entindo es cómo no le soltaste una patadita así como estabas tú sentada, entre sus 2 patitas, y que hubiera salido por la puerta del baño, pero a propulsión!!!!
    Besos!!! (pero mejor de pié, por ejemplo) Y en la frente tampoco, que acaban mal :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, no le solté nada porque no esperaba que se tomara a mal ese comentario (ya he dicho antes que en el fondo de todo el problema es que era un puto machista). En vez de soltarle una patadita entre las piernas, si lo llego a saber, cuando me dio el beso en la frente tenía que haberme levantado. Se hubiese tragado los dientes...jajajajajaj.

      Besos!

      Eliminar
  9. Dejar, ser dejada, dejar que te dejen, déjà vu... No, esto último no tiene nada que ver, a no ser que te hayan dejado dos veces de la misma manera, y en mitad de una micción resulta harto improbable. Pero si el tipo en cuestión es el Daniel Craig portugués, el agente secreto del acariciador acento luso, parece hasta cierto punto lógico que fuese un poco machista. Todos tendemos a identificarnos con los astros de la gran pantalla a quienes nos parecemos, ¿y qué ha hecho Daniel Craig sino interpretar al puto machista de Bond? La culpa de todo la tiene el agente de Mr. Craig. Si hubiese escogido mejor sus papeles ahora no estaríamos hablando de esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bueno, lo del deja vú...(¿y luego dices que soy sagaz?). Nooo, lo de Daniel Craig y su parecido creo que vino justo después (y cada vez que veía un trailer era como cuando me quedé embarazada y veía anuncios de Telepizza: con ganas de potar), pero bueno, dicen que los lusos son bastante machirulos. En fin, que como dice el "reflán": no hay mal que por bien no venga.

      Eliminar
  10. Uffff. Se aprovechó de un momento de máxima vulnerabilidad e indefensión. Qué mal... Un besote.

    ResponderEliminar
  11. Fuerte lo que relatas Ana C.
    Pero lo expresate tan bien que me dejaste reflexionando sobre otras cosas, asuntos de cuando ella me dejó. sigo pensnado por qué me dejó, y creo que solo hay una explicación: el halo de amor que se mantenía debilmente, se rompió...

    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fuerte si, pero es de coña. Y por eso me parto.
      Besos!

      Eliminar
  12. Madre mía..me encantó! el juego de palabras de dejar,ser dejada,dejo o dejará! precioso...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que esa situación te deja un poso agridulce, con olor a pis! Jajaja

      Eliminar
  13. Jajaja, te has superado. Mira que me han dejado veces, pero ¿meando? Todavía no he llegado a tal grado de surrealismo, yo que pensaba que las historias absurdas sólo me tocaban a mí.
    Bueno...claramente se retrató, supongo que el poso que dejó no pasó de haberte privado de la satisfacción de dejarlo tú, la sensación esa que todos hemos tenido alguna vez de - ¿encima de que es un capullo y le he aguantado la tontería se permite ser él el que me deja? En fin...que me voy, ya estoy divagando...
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encima de haber tenido el capricho de involucrar a niños, padres y espíritus santos sólo por capricho, va y me deja ahí, pegada a la taza del wc. Tú te crees?
      Encima de haber tenido el capricho de involucrar a niños, padres y espíritus santos sólo por capricho, va y me deja ahí, pegada a la taza del wc. Tú te crees?
      Recuerdas un analogías que hablaba de "no es despecho sino orgullo"? Pues esta es la primera parte.
      Y es que con esto del fútbol y Lisboa me ha traído "gratos recuernos", jejeje.
      Besos y ya te estaba mucho de menos.

      Eliminar
  14. Algo rápido y certero, un corte que no se sabe por donde ha venido jaja. Un abrazo Ana siempre quedara la duda de saber quien fue el primero que lo hizo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí la única duda que me queda es cómo pude estar con él...

      Besos!

      Eliminar
  15. Al menos tuvo el valor de decírtelo a la cara, aunque estuvieras en el lavabo... Yo conozco a tíos que han dejado a sus chicas con una carta...
    Hoy estoy aquí, y al día siguiente solo un trozo de papel esta en mi lugar... que cobarde!!!

    Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noooo, Teo. Entró al lavabo y me dio un beso para irse. Luego lo oficializó por mail. Vamos que me dejaba ahí meando pero como no me debí de enterar tuvo la gran valentía de mandarme un correo...Ya ves. Cobarde dices? jaja

      Eliminar
  16. Se comportó de una manera muy rastrera, ya te lo dije ayer. Aunque la forma -tú haciendo pis- no deja de tener su gracia, y unas risas nos echamos jeje Bah, tú vales mucho, él se lo ha perdido. Que le jodan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que estoy encantada que me haya dado carnaza para hacer esta entrada. Le deseo lo mejor, en serio. Menudo favor me hizo!

      Eliminar

Tus comentarios me inspiran.

Más páginas